2012/03/29

Convierte tu móvil en un punto de acceso WiFi.

 No te quedes sin Internet en tu tablet u ordenador portátil, tu smartphone te puede ayudar.

Hoy en día, vivimos en un constante cambio donde las personas viven rápido y necesitan movilidad e información. Hoy, todo el mundo tiene, el que más o el que menos, un smartphone o un tablet y, aunque en casi todos los sitios existen puntos WiFi donde conectarnos, todavía quedan aquellos lugares donde no llega ningún punto de los antes mencionados o que están limitados mediante algún tipo de clave encriptada. Pero, como todo en esto de la tecnología, existen multitud de soluciones para cualquier problema.

Si posees algún tipo de dispositivo, tablet o videoconsola, consola portátil, y además cuentas con un teléfono Android, iOS o, en un futuro, Windows 7, podrás gozar de las bondades de Internet en tus terminales mediante el tethering. Así, podrás utilizar de puente tu teléfono para que otro artefacto pueda conectarse a la red de redes. Te explicamos cómo configurarlo.

Android



El sistema operativo de Google no siempre ha contado con la funcionalidad de punto hot spot, no fue hasta la versión 2.2 Froyo en que la compañía del buscador introdujo esta característica tan demandada. De esta versión hacia abajo, existen otras formas de hacerlo, pero para ello tendremos que ser super usuarios, con los consabidos riesgos que eso supone para el terminal. Aunque eso, es otra historia.

Lo primero que habría que hacer es ir al menú “ajustes”. Para ello, el método más rápido es con el menú contextual que tiene Android. Así, si pulsamos ese botón que suele estar a la derecha de los tres, nos saldrá en pantalla un desplegable. Una de las opciones de este desplegable es ir a ajustes, directamente.

Una vez en ajustes, buscaremos la opción “conexiones inalámbricas”. Al entrar en este menú, veremos muchas opciones de configuración, pero a nosotros sólo nos interesa el que ponga o bien “anclaje de red” o bien “anclaje de red portátil”. Al entrar, existe una opción que es “activar”, con pulsarla ya tendremos listo el terminal para hacer el tethering. Incluso podremos configurarlo para que limitemos las direcciones que se conecten a nuestra red o darle una clave por seguridad.

iOS

Ahora vamos con el sistema operativo de Apple. Es bien sencillo, tan sólo tendremos que seguir esta ruta. Nos dirigimos a “ajustes”. Una vez dentro, debajo de la opción “WiFi” se encuentra “compartir Internet”. Creo que el nombre resulta esclarecedor. Entramos, activamos el interruptor, y listo.

La contraseña que os da el iPhone es diferente entre terminales y viene predefinida, aunque la podremos cambiar cuando queramos. También y, al igual que Android, existe la opción de restringir el número de equipos o dispositivos electrónicos que queramos. La conexión puede ser de tres tipos: por WiFi, por Bluetooth o por USB. Las dos primeras opciones son inalámbricas, la tercera es mediante un cable USB.

Windows Phone

De momento, y de manera completamente incomprensible, Microsoft no ha incluido esta interesante opción en su sistema operativo. Aunque existe algún terminal que sí que puede realizar esta conexión, aunque sólo de forma física, es decir, mediante cable. Los terminales agraciados son el Samsung Focus y el Omnia 7. Todo se hace desde un pequeño menú que esta algo oculto. Se especula que, al final, esta opción estará integrada en la versión 7.5 o Tango, que ya se ha filtrado. Y parece ser que existen evidencias de ello en su código fuente.

Unas breves reseñas

En este punto es importante remarcar que cuantos más equipos se conecten, más lenta ira la conexión, algo muy lógico. Para terminar el tethering, o lo desactivamos nosotros, o la aplicación quedará latente hasta que otro equipo se conecte. Además, está claro que aunque las conexiones Wireless son muy fiables, siempre que se pueda, es recomendable utilizar el cable USB, pues la conexión será mejor, más rápida y segura.

En definitiva, el tethering es una interesante característica que seguro que a muchos les ha solucionado la papeleta cuando han necesitado de una conexión a internet en algún momento. Evidentemente con este recurso no podrás descargarte algo muy pesado, pues tardarías una eternidad.

Así que ya sabes, elige un smartphone que tenga esta utilidad y convierte tu movil en un router wifi.

De: videojuegos.com